Alimentos para dejar de fumar

Eat

21 Sep, 2017

Mireia Cervera

dejar de fumar

Fumar es malo para la salud. Nadie lo duda. Una de las claves para dejarlo está en la alimentación. Descubre en este post los mejores y los peores alimentos para olvidarte para siempre del tabaco. 

¿Sabías que fumar está relacionado con más de veinticinco enfermedades y es responsable del 85 % de los casos de cánceres de pulmón?

En 2012, en España, 60.456 personas murieron con enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, el 15% de las muertes registradas en todo el país.

Fumar reduce la esperanza de vida una media de diez años, según un estudio que ha seguido a más de 35.000 personas durante 50 años en el Reino Unido. Sin embargo, se pueden reducir estos riesgos abandonando por completo el consumo de tabaco. Los beneficios son mayores cuando antes se deja.

Fumar es malo para la salud, no hay dudas al respecto. Dejarlo no es tarea fácil y, si encima le sumamos el miedo a engordar, se abandona el intento. Es por eso que a continuación, os vamos a dar las pautas para que sea más llevadero dejarlo, y no engordar en el intento.

 Consejos para conseguir dejar de fumar:
  1. Poner una fecha
  2. Buscar el apoyo de las personas del entorno
  3. Retirar todo lo relacionado con fumar: cigarrillos, mecheros, ceniceros…
  4. Abstinencia total, ni un cigarrillo más
  5. Mantenerse ocupado
  6. Utilizar aplicaciones móviles que puedan ayudar dejar de fumar. Respirapp, por ejemplo, es un programa completo de 4 semanas de duración elaborado por la Asociación Española Contra el Cáncer.
  7. Ahorra todo el dinero que no se está gastando en comprar tabaco y darse un capricho.
 Consejos nutricionales para no ganar peso al dejar de fumar:
LA ALIMENTACIÓN ES TU ALIADA PARA ABANDONAR EL TABACO PARA SIEMPRE.

Es importante no cambiar un mal hábito como dejar de fumar por otro muy poco saludable: comer mucho y mal. El seguimiento de una correcta conducta alimentaria es un gran aliado para los exfumadores.

Un reciente estudio ha demostrado que una alimentación sana puede no solo minimizar ese aumento de peso al ser más saludable, sino que también puede facilitar el abandono del hábito.

La investigación demuestra que las frutas y hortalizas empeoran el sabor del cigarrillo. Por el contrario, la carne, el alcohol o el café realzan su sabor, haciendo más atractivo el hábito de fumar.

Según este estudio, los fumadores podrían dejar de fumar de forma más rápida y fácil con pequeñas modificaciones en la dieta. Es decir, consumiendo productos que empeoran el sabor del cigarrillo, como las verduras o un vaso de agua fría, y evitando los que realzan el sabor, como la cerveza y la carne.

Por lo tanto, las primeras semanas, sobre todo, se deben evitar los alimentos ricos en grasa como la bollería, los lácteos y las carnes procesadas y rojas. Se debe aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra (verduras y frutas) y en hidratos de carbono complejos (arroz integral, pasta integral, quinua, trigo sarraceno…). El consumo de alimentos ricos en antioxidantes es esencial, ya que durante años hemos expuesto al organismo a sustancias como la nicotina y otras que libera el tabaco que atacan nuestras células. Por ello es necesario que durante ese periodo no falten frutas y verduras crudas, y optar por infusiones como el té verde.

NO de deben comprar alimentos calóricos y vacíos nutricionalmente como patatas fritas, aperitivos, dulces…).

Se debe beber mucha agua durante todo el día y evitar por completo las bebidas azucaradas, el alcohol y el café.

Una vez pasadas las tres primeras semanas se podrá retomar progresivamente el consumo moderado de los productos que realzan el sabor del cigarrillo, aunque en cantidades moderadas.

Cuanto más cubiertas estén las necesidades nutricionales del organismo, menor será la ansiedad y antes se superará el síndrome de abstinencia. Además, una dieta equilibrada y saludable es la mejor garantía para seguir conservando un peso saludable.

Pero si aun así sientes ansiedad:
  • El estómago lleno ayuda a controlar la ansiedad. Bebe agua y come alimentos ricos en fibra (cereales integrales, vegetales, legumbres…) que mantienen la sensación de saciedad durante más tiempo.
  • Ante la necesidad de llevarse algo a la boca, recurre a frutas y/o verduras crudas antes que a dulces industriales que aumentaran la ansiedad a corto plazo por la hiper y posterior hipoglicemia que provocan.
  • El ejercicio físico también ayuda a controlar la ansiedad

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA DEJAR DE FUMAR, YA QUE LOS BENEFICIOS SE EMPIEZAN A MOSTRAR CASI DE INMEDIATO Y VAN CRECIENDO A LO LARGO QUE PASA EL TIEMPO.

También te puede interesar

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros.